Migrantes, su pesadilla.

El migrante guatemalteco Marco, lleva en brazos a su hijo de 3 años, Alexander, llevan seis días de travesía por territorio nacional, en ese tiempo han comido y bebido poco.

Es parte de un grupo de migrantes abandonados a bordo de un trailer la carretera federal Costera del Golfo, cerca de Agua Dulce.

El centroamericano agradece a Dios el haber salido con vida de la caja del tráiler en donde se estaban asfixiando y pudieron haber muerto junto con otras personas que ahí viajaban.

Marco y su hijo estaban escondidos entre el monte a donde huyó por temor de que los policías estatales les hicieran daño.

Una hora después, Marco salió de entre la maleza, con temor de que los deporten a su país de origen de donde salieron con la finalidad de buscar una mejor condición de vida.

Los policías estatales invitaron a Marco que se uniera al grupo de sus compañeros, con argumentos de que puede toparse con gente “mala” que le pueden hacer daño a él y a su hijo.

Los 150 extranjeros, viajaban a bordo de un tráiler que tomaron en Villahermosa.

Vivieron una verdadera pesadilla, les quitaron el aire acondicionado, los migrantes se personas desesperaron por la falta de aire.

Durante un buen tiempo estuvieron golpeando las puertas y la caja del tráiler pidiendo que los dejaran salir, hasta que el conductor de la unidad, rompió el candado para dejarlos ir, mientras él y su acompañante se daban a la fuga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s