Mi brindis en gris y negro.

Allá en mi años mozos, brindé por la alegría, por amores fugaces y por la despedida de un año que se iba …pero que otro vendría.

Hoy alzo yo mi copa con mano temblorosa y brindo por la vida, pero no por las flores y menos por las rosas, brindo por la tristeza por las ilusiones que yacen ahora…rotas.

Pero no obstante, brindo por los FELICES, brindo por nimiedades y brindo por esos viejos que no tienen edades, por esos viejos brindo que con achaque y todo aún disfrutan sus copas de ámbar vinos, disfrutan de las flores y esperan el mañana pintado de colores.

Yo brindo por ese año que entrará por mi puerta y yo les mentiría al decir que me alegro, mis años venideros serán de de gris y negro.

Pero de todos modos brindo, brindo por lo que yo aquí digo, palabras que deseara desparramara el viento, pórque la vida sigue y yo sigo con vida, con mi copa de vino pórque a pesar de TODO la vida es don divino.

Hago mi último brindis sin ninguna emoción, en tiempo de perdones yo busco mí perdón, pero no quiero penas y menos que una alma buena sienta por lo antes dicho, piedad y conmiseración.
Ronquillo- 31/XII/2019.

Corregida y aumentada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s