Una gran Madre.

Aquella mujer que da la vida por sus hijos, es una gran madre.

La madre guerrera.

En el caminar por las avenidas de la ciudad, encontré a una mujer, madre trabajadora, mamá de tres menores, que durante su trabajo trae a sus tres pequeños con ella.

Mientras hacían un alto en el camino, quizá cansados, los cuatro de tanto caminar, se sentaron en el primer lugar que hallaron. Casi en la banqueta.

Imaginé la vida de esta mujer, que a diario sale a ganar el sustento, para ella y su familia, y que a veces no tiene con quién dejar a sus hijos, y los lleva con ella al trabajo.

Sin lugar a dudas hay madres ejemplares, que dejan de comer porque sus hijos coman, dejan de comprarse un vestido o unos zapatos para sus hijos vistan.

Son esos seres especiales que si el padre los abandonó, ella nunca lo haría. Tampoco se iría con otro hombre, dejando a sus hijos sin comer y protección.

Esas si son madres!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s