Sufren las de caín.

Referencia/Pedro Cayetano. _Un grupo de trabajadores del complejo petroquímico Morelos sufren las de Caín, no les han pagado sus últimas dos catorcenas y como van las cosas, se sumará en breve, una más.


Los trabajadores petroleros afectados en sus salarios han cumplido con las jornadas correspondientes dependiendo de su nivel, categoría, horarios y todo lo que su Reglamento de labores les exige.
Los empleados afectados manifiestan que desde la bisemana 22 (pagadera el 25 de octubre) se les adeuda el importe de sus pagos producto de su trabajo y prestaciones correspondientes.
¿El motivo?
En un principio la falla se adjudicó al Banco City Banamex, donde los trabajadores petroleros tienen sus cuentas bancarias, sin embargo esa institución les emitió la documentación correspondiente como son: estado de cuenta, reporte de no existencia de bloqueo de las cuentas, por lo que la empresa de Petróleos Mexicanos representada por el C.P. Manuel Ríos Irra, en calidad de Encargado del Despacho de los Asuntos del Departamento de Personal y el Lic. Donovan Guillermo Lugo Morales Jefe de la sección de nómina, solo se han dedicado a dar largas y evasivas a los trabajadores que han presentado esta anomalía.
Los funcionarios petroleros argumentan que ellos ya han realizado los trámites correspondientes (corrida de nómina) y que “debe de caer” en algún momento el dinero en la cuenta de los trabajadores. Esta situación se les ha presentado a personal de planta y transitorio sindicalizado así como personal de planta de confianza y transitorio de confianza.
Y lo que es peor, varios de ellos sin siquiera poder acezar al centro de trabajo para poder exigir sus derechos y menos poder hablar directamente con los encargados del departamento de Personal quienes se niega a atenderlos y solicitan solo referirse en algunos casos con el personal de la representación sindical de la sección 11.
Por lo cual se deciden a realizar esta denuncia anónima para exigir se regularice esta situación que va en decremento de la calidad de vida de los trabajadores que ya han devengado sus pagos y prestaciones y quienes se han visto en la necesidad de pedir prestado, empeñar sus bienes para solventar las necesidades básicas de sus familias.
Así las cosas en Pemex.

Continúa leyendo “Sufren las de caín.”